BIOCONSTRUCCIÓN

¿Qué es y cómo la podemos aplicar?

Construcción sostenible.

En temas anteriores hemos hablado de la forma sostenible de la construcción, desde la biofília, el uso de cartón, el OSB, bambú, etc.

El día de hoy hablaremos de la Bioconstrucción que engloba todos estos temas.

La Bioconstrucción es la tecnología de construcción que se basa en rehabilitar o construir de forma ecológica, teniendo en cuenta factores relacionados con la salubridad y sostenibilidad del edificio. Es de suma importancia proyectar las construcciones habiendo antes investigado a fondo el entorno donde se situará el edificio. La construcción debe adaptarse al entorno, y no al revés.

Se fomenta el uso de materiales ecológicos, sostenibles y, en la medida de lo posible, de origen natural. Ojo también entra como material sostenible la mano de obra local, ya que así reducimos la huella ecológica. La intención con el empleo de este tipo de materiales es conseguir el mínimo impacto sobre el medio ambiente. Además, se analiza el ciclo de vida de los materiales que se van a usar, y se intenta integrar vegetación y plantas en el diseño de los proyectos, como ocurre en una cubierta vegetal, muro verde o fachada inteligente vegetal.

Nautilus House, designed by the brilliant Mexican architect Javier Senosiain Organic.  2007 organic architecture

¿Por qué una vivienda ecológica?

Los materiales ecológicos, los ecomateriales, hacen que una vivienda tenga más calidad. Muchos productos que podemos aplicar en bioconstrucción se han utilizado y se utilizan en proyectos de alto nivel como restauración de palacios y viviendas de lujo. Y se aplican por su alto nivel de calidad: por ejemplo, los morteros de cal y los estucos, las pinturas al silicato, los barnices naturales, etc. y no es que sean excesivamente caros. Además, son más duraderos por lo que a la larga ahorraremos dinero.

Los materiales deben ser lo más naturales posibles y menos adulterados, poco manufacturados y que pertenezcan al lugar. Los procesos de extracción, manipulados, transporte y colocación deben ser respetuosos con el entorno y tener un Análisis de Ciclo de Vida.

La bioconstrucción es igual a salud y confort, entendidos como el equilibrio entre la calidad del aire interior, sin emisiones contaminantes de origen físico, químico o biológico, con superficies higroscópicas que al igual que nuestra piel permiten respirar sin dejar entrar el agua o el aire, confortables en el aspecto térmico, lumínico, acústico y espacial. Espacios bien proporcionados, con un estudio de la ergonomía y la utilidad a medida de las personas, para desarrollar toda su creatividad.


Imprimir   Correo electrónico