ANÁLISIS DE MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN: PANELES DE MADERA CONTRALAMINADA.

PANELES DE MADERA CONTRALAMINADA. 

El panel contralaminado está formado por capas de madera colocadas longitudinal y transversalmente, encoladas entre si, formando placas de madera maciza de gran formato. Para su elaboración se puede utilizar madera de Abeto rojo o Pino silvestre. 

Debido a la disposición en cruz de las tablas, la dilatación y contracción de la madera se reduce a un mínimo irrelevante, mientras que las prestaciones estructurales mejoran exponencialmente. En los paneles de madera contralaminada se consigue una alta estabilidad de la forma gracias a la estructura en cruz de por lo menos de tres capas. De forma similar al contrachapado, esto reduce en gran medida el comportamiento de hinchado y contracción.

Los paneles se fabrican con unas dimensiones máximas de 16.5 m de longitud, 2.95 m de anchura y 0.5 m de espesor. El corte y mecanizado se realiza en taller por control numérico. Pueden emplearse en la ejecución de muros, forjados y cubiertas, y combinarse con otros sistemas estructurales. Las uniones entre las placas se realizan con tornillos autotaladrantes o uniones metálicas. La cara interior de las placas puede dejarse vista, y la exterior protegerse con distintos materiales de revestimiento separados de la placa por un aislante térmico. 

 

La materia prima utilizada proviene de una explotación forestal ecológica, económica y socialmente responsable, y en su proceso de producción se reutilizan los productos derivados para evitar la generación de residuos.

 

Posee cualidades como: buena apariencia, excelente relación resistencia-peso, ligereza, protege las estructuras contra la humedad, viene en diferentes tamaños y grosor para adecuarse a cualquier tipo de construcción, sin consumo de agua, sin generar residuos, rapidez y precisión de montaje, bajo impacto ambiental, alta capacidad aislante y es sismo resistente.

Se utilizan en la construcción de casas unifamiliares, edificios residenciales de varios pisos, edificios públicos, administrativos, industriales y comerciales, así como en la construcción de puentes.

 

PROCESO DE CONSTRUCCIÓN. 

La fabricación se realiza en un circuito cerrado que evita la generación de residuos. Todos los recortes, virutas de madera y aserrín se vuelven a utilizar. Gran parte del producto derivado se utiliza para la fabricación de pellets de biomasa que generan calor y energía en la fábrica del panel, y el excedente se vende a los locales de las plantas de cogeneración.

Dependiendo de la humedad de equilibrio esperada, se encolan las láminas, secadas mediante procedimientos técnicos, con una humedad del 12%, para descartar la presencia de parásitos, hongos e insectos, y posteriormente se adhiere el pegamento PUR que no contiene solventes ni formaldehído. A continuación, se realiza el mecanizado con la tecnología CNC, de una elevada precisión del corte, a partir de los planos de producción autorizados por el cliente y/o la empresa constructora. Y por último, los elementos de madera recortados previamente se entregan en obra, donde las empresa constructora los posiciona mediante grúa. 

Ejemplo y visualización de la construcción con láminas de madera contrachapada: https://www.youtube.com/watch?v=bVR7ecU1E-E


Imprimir   Correo electrónico