RECICLADO DE PET

CONTAMINANCIÓN POR PLASTICOS.

Los plásticos han tomado la tierra. Su creciente producción y uso amenazan con contaminar cada rincón del planeta, especialmente los mares, destino final de muchos de ellos, donde perjudican seriamente la salud de los ecosistemas acuáticos y la supervivencia de las especies que los pueblan. Los podemos encontrar en la playa, en las rocas, flotando en el agua e incluso en las zonas más profundas. Desde el ártico hasta la Antártida, en zonas pobladas y en islas deshabitadas. Cada año, los mares y océanos son receptores de hasta 12 millones de toneladas de basura.

 La situación mundial es dramática, más aun teniendo en cuenta que la producción de plásticos se acercará en 2020 a los 500 millones de toneladas (un 900% más que en 1980). Estas cantidades, su fácil dispersión y su lento proceso de degradación convierte al plástico en el enemigo número uno de mares y océanos. Su uso es un problema asociado a los modos de consumo, ya que la mayoría se emplean para envases de un solo uso.

 El programa de las naciones unidas para el medio ambiente ha creado la campaña “mares limpios” para concientizar a quienes no conocen la amenaza del plástico desechable. En México, hay entidades que, por iniciativa propia, han decidido erradicar el problema. Estados como:

Tijuana: Que junto con la ONU elaboró una propuesta donde promueven  el uso de utensilios que reemplacen al plástico, por ejemplo, agregar un impuesto a las botellas de agua, utilizar termos y no dar popotes en cafetería.

 

Ensenada baja california: Es otra ciudad mexicana pionera en combatir la contaminación por plástico. A lo largo del año pasado presentaron  distintas iniciativas pioneras a nivel nacional, en este aspecto del impacto ambiental. La primera de ellas fue precisamente la prohibición de bolsas de plástico que no sean con materiales biodegradables. Esto, es decir, tardan hasta 400 o 500 años en degradarse. La nueva normativa indica que las biodegradables tienen un periodo de cuatro a seis años. Con esto se estará impidiendo que más de cinco mil toneladas de plástico, que es lo que se genera en el municipio de ensenada, que es el municipio más grande de américa, se vaya al mar, esto equivale casi a cinco mil vehículos”, dijo Jorge Emilio Martínez, presidente de la comisión de ecología y medio ambiente.

Municipio de Querétaro: También ha levantado la voz en favor de la protección ambiental. La nueva reglamentación ambiental entro en vigor el  1 de abril del 2018. Donde incluyen una regulación específica para el uso de las bolsas plásticas desechables. No se pueden usar bolsas plásticas desechables para el acarreo de los productos, de cualquier unidad económica, en el municipio de Querétaro. Su expectativa con esto es disminuir sustancialmente la contaminación por plásticos.

Oaxaca: La sociedad civil es la que está dado el primer paso. Los ciudadanos han convencido a las instituciones gubernamentales para que juntos, erradiquen el plástico de las playas.

 

En general, México busca reducir el impacto ambiental. A finales del año pasado, se aprobó una modificación en la Ley General para la Prevención y Gestión de los Residuos en todo el país.

 

 RECICLAJE COMO ESTRATEGIA SOSTENIBLE

El reciclaje es un proceso fisicoquímico o mecánico o trabajo que consiste en someter a una materia o un producto ya utilizado, a un ciclo de tratamiento total o parcial para obtener una materia prima o un nuevo producto.

-Reducir, acciones para reducir la producción de objetos susceptibles de convertirse en residuos.

-Reutilizar, acciones que permiten el volver a usar un determinado producto para darle una segunda vida, con el mismo uso u otro diferente.

-Reciclar, el conjunto de operaciones de recogida y tratamiento de residuos que permiten reintroducirlos en un ciclo de vida.

 

EL RECICLAJE DE PET EN MÉXICO ES CASO DE ÉXITO.

México hoy recicla más material que cualquier otro país, con lo que se ha convertido en uno de los líderes a nivel mundial al haber recuperado más de tres millones 188 mil toneladas de PET para su reciclaje a lo largo de 15 años.

Así lo subrayó el presidente de Ecoce, Jorge Zindel Mundet, al celebrar el 16 aniversario de la fundación de ese organismo que nació en 2002 ante la necesidad de brindar una solución de fondo al manejo de residuos de envases PET.

En el marco de este encuentro, el empresario reveló que a lo largo de estos tres lustros, México ha logrado pasar de seis por ciento de recuperación de PET a casi 57 por ciento, cifra comparable al consumo promedio de la Unión Europea y superior a Estados Unidos, Brasil y Canadá.

A 16 años de haber iniciado este proyecto, dijo, hoy el concepto de reciclar forma parte de la cultura de los mexicanos en donde participan tanto empresas como particulares bajo una cultura de responsabilidad compartida para la separación de residuos.

Aseguró que los factores que han impulsado este liderazgo en acopio y reciclaje de PET son la valorización del material a nivel adecuado para crear interés en su recuperación, así como establecer metas graduales de acopio de PET que generen suficiente material e incentive inversiones en reciclaje.

 

 

CONOCE EL PROCESO PARA TRANSFORMAR BOTELLAS DE PLÁSTICO PET EN NUEVOS ENVASES, DE LA RECICLADORA PETSTAR

En Toluca, Estado de México, se encuentra ubicada una de las productoras más importante del país de resina reciclada grado alimenticio, a partir del reciclaje de este plástico: PetStar. Este proyecto surgió de la colaboración entre la empresa Coca-Cola de México, y varias de las empresas embotelladoras con las que trabaja.

-Primero, en un almacén se guarda la ‘materia prima’, es decir, pacas de botellas que pueden contener hasta 700 kilos, mismas que recibe PetStar de los centros de acopio.

- Estas pacas pasan a la segunda etapa cuando se rompen y se introducen en un contenedor, donde comenzarán el proceso de prelavado en seco, en el que una máquina a través de un proceso químico, elimina la suciedad superficial del exterior de las botellas y les retira la mayoría de las etiquetas o la tierra y polvo que puedan tener.

- Posteriormente, en otra área, se separan las botellas que son de otros materiales y/o colores, y una banda transportadora las introduce en un cuarto anti-ruido donde se muelen, transformándose en hojuelas.

- Las hojuelas serán nuevamente lavadas para quitarles cualquier rastro de pegamento o sólidos que les pueda haber quedado. Después, en otro cuarto anti-ruido se les elimina el agua y cualquier rastro de humedad.

-Una vez secas, pasan a una especie de torres cilíndricas de metal llamadas silos en las que se mezclan y pasan por un proceso de control de calidad. Una vez eliminadas las partículas metálicas o cualquier otro residuo de las hojuelas con este control de calidad, pasan a un área donde se funden y se transforman en pequeñas porciones de resina aglomerada.

-Las resinas serán  enviadas a una zona donde a través de nitrógeno se les removerán todos los sobrantes de material en los bordes; para pasarlas ahora por un proceso de cristalización y policondensación esta es  una reacción química para formar polímeros, como en este caso el polietileno es lo que hace más resistente la resina, y apta para fabricar nuevas botellas o envases para alimentos.

-Una vez finalizado todo este proceso, la resina que se obtiene son diminutas piezas de color gris claro, de forma cilíndrica.

 

 

¿PARA QUE SE UTILIZA EL PET RECICLADO?

El PET reciclado puede utilizarse para fabricar playeras, o bolsas, para las que el proceso es el mismo, y a partir de la resina, el productor textil la derrite para obtener el hilo, haciendo las prendas totalmente de poliéster reciclado y utilizando por ejemplo aproximadamente 8 botellas para una playera.

Sin duda, un proceso interesante, sobre todo al ver las cantidades enormes de PET que utilizamos en México y el gran volumen que se puede recuperar. Por ahora, los envases de la empresa Coca-Cola de México, cuentan con un 25% a un 50% de material reciclado en su contenido, esperamos que cada vez sea aún mayor este porcentaje, y en lo que a cada uno de nosotros respecta.

 ¡A recordar la importancia de separar la basura en casa, para darle nueva vida a los envases de PET!

 Al acabar de utilizar un envase, quítenle la etiqueta, no lo laven, pues en cada enjuague se desperdician litros y litros de agua- y aplástenlo para comprimir el envase. ¡Listo!

 


Imprimir   Correo electrónico