EL OJO DE HORUS, CASA SUSTENTABLE

CASA SUSTENTABLE.

 

La casa de cristal abovedado es completamente autosuficiente en energía y agua y se ubica en la Isla de Sedir, Turquía, donde se encuentra la Playa de Cleopatra, una de las playas más hermosas del mundo. Tiene la forma del antiguo símbolo egipcio de la protección, el poder real y la buena salud, el Ojo de Horus, que se ha reproducido en su forma más física a tamaño monumental para que pueda ser visto desde el espacio. 

La casa fue diseñada por el arquitecto español Luis de Garrido, quien se especializa en la construcción biosustentable. Sin calefacción ni refrigeración eléctricas ni a gas, el ojo, poblado de jardines flotantes y plantas en su interior y en su exterior, y hecho de materiales reflectantes que están colgados y distribuidos por todo el domo, permite que la luz ingrese todos los días del año, pero que en verano el calor no sea sofocante. 

El resultado es una cúpula multinivel enmarcada en acero y revestida de paneles en vidrio esmaltado, que permiten la entrada de luz solar durante todo el año.

El diseño de la vivienda permite que durante el invierno una enorme cantidad de radiación solar entre a la casa, lo que hace que ésta mantenga una temperatura confortable sin la necesidad de consumir energía extra.

En cambio, durante el verano, el ambiente al interior se mantiene fresco gracias que el domo es protegido por rejillas de cristal y evita que la radiación solar entre de lleno al interior del círculo. 

Una combinación de paneles fotovoltaicos dotan de brillo a el Ojo de Horus para que luzca eléctrico, mientras un sistema geotérmico de última generación proporciona energía a las 25 habitaciones, con cinco salas. 

La casa también es autosuficiente en su consumo de agua, Para ello se realizó una perforación con el fin de conseguir agua de acuíferos subterráneos, que puede utilizarse directamente para el riego. Ésta, se filtra y se purifica para el consumo humano. 

También cuenta con un sistema de captación de agua de lluvia, que se almacena en un depósito enterrado con capacidad de 25,000 litros. Las aguas residuales se filtran y se almacenan. 

La residencia fue construida por encargo del magnate ruso Vladislav Doronin en 2011, cuando mantenía una relación sentimental con la modelo británica Naomi Campbell, en quien se basa el diseño. Tuvo un costo de 2 millones 733,000 euros.


Imprimir   Correo electrónico