ANÁLISIS DE MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN: CARTÓN

CARTÓN

Un desecho común en cualquier casa en grandes cantidades es el cartón. La mayoría de los productos vienen en cajas que pueden ser fácilmente aprovechables o reciclables, representando un gran beneficio para el medio ambiente. 

Cada tonelada de cartón reciclado representa un ahorro de dos metros cúbicos de vertedero, 140 litros de petróleo, 50.000 litros de agua y la emisión de 900 kilos de dióxido de carbono. 

El cartón puede ser un excelente material en determinados tipos de construcciones, debido a su reducido coste y a su facilidad de reciclaje. 

Los tubos de cartón son habitualmente fabricados como elemento auxiliar en la industria textil o del papel. Al no tratarse de un material de uso común en la construcción, previamente a la realización de los primeros proyectos no existía información acerca de sus propiedades mecánicas. Fruto del interés por emplear este material, se realizaron intensas campañas de investigación en Japón y en la Universidad de Dortmund y en Alemania para conocer las propiedades mecánicas de los tubos de cartón.

De estas investigaciones se extrajeron interesantes conclusiones. Al igual que la madera, se trata de un material cuya resistencia se modifica con la duración de la carga. El módulo elástico es más reducido que el de la madera, mientras que al igual que esta última, el comportamiento mecánico es diferente para cargas de compresión y flexión, siendo las tensiones máximas admisible un 50% mayores.

Uno de los principales problemas que pueden afectar a la durabilidad de las construcciones con tubos de cartón es que son extremadamente sensibles a la infiltración de agua, pero con la aplicación de resinas, esto puede modificarse. El uso del cartón para la reconstrucción de vivienda perdidas debido a desastres naturales, es una buena opción para recuperar tu hogar, de forma rápida y costeable.

 

WIKKELHOUSE.

Es un sistema constructivo modular y sostenible, que genera espacios adaptables y prefabricados. Es un espacio que se puede adaptar a tus necesidades. La particularidad de este sistema es que el material utilizado en su construcción es el cartón. 

El término Wikkel significa envolver en holandés, haciendo referencia al proceso de construcción. Esta casa se genera de esta manera, envolviendo con cartón. En particular, el proceso constructivo se basa en un molde con la forma de la casa que hace de matriz, este molde gira y se va envolviendo con múltiples capas de cartón, en total 24 capas de cartón. Una vez aplicadas todas las capas, se libera el molde de y se empieza a fabricar el siguiente módulo. El sistema constructivo utilizado, es 3 veces más sostenible que la construcción tradicional.

Cada segmento o módulo tiene unas medidas de 1,20 m de ancho, 4,60 m de largo y 3,50 m de alto. Los módulos de cartón cuentan con una subestructura de madera que le confiere rigidez y que permite unir unos módulos con otros gracias a unas varillas de acero. Se pueden unir todos los módulos que queramos y el mínimo espacio que podemos configurar es de 3 módulos. El interior de los módulos se puede revestir de cualquier material y es totalmente personalizable.

Al ser su componente principal el cartón, Wikkelhouse es tan ligera que se puede instalar en cualquier sitio sin necesidad de ningún tipo de cimentación. Cada módulo pesa tan solo 500 kg con lo que se pueden instalar sin problema incluso sobre edificios ya construidos. Al no requerir cimentación, el impacto ambiental y coste de instalación de la vivienda se reduce al mínimo. La instalación se hace en tan sólo un día.

 

Conoce más sobre Wikkelhouse: https://www.youtube.com/watch?v=si6fjHuCj7Q

 

 


Imprimir   Correo electrónico