Case Study House Nº8.

Originalmente conocida como Casa Eames, diseñada por Charles y Ray Eames. Es considerada un ícono de la arquitectura moderna y se convirtió en la casa y estudio de los diseñadores.

 

Charles y Ray Eames.

Charles y Ray Eames fueron dos de los diseñadores más importantes e influyente del siglo XX. Su trabajo se basaba siempre en la experimentación y en el aprender haciendo. Con esta filosofía exploraron diversos ámbitos; desde el film, el diseño de juguetes, la arquitectura y mobiliario. Su desarrollo en diversas artes, hizo que el diseño y la creatividad se convirtiera en un estilo de vida.

 

Se comenzó a diseñar la casa a partir del año 1945, para la sección Program Case Study House, de la Revista de Artes y Arquitectura de los Ángeles, esta revista se dedicaba a construir casas/estudio centrados en el uso de materiales prefabricados, que no interrumpieran con el sitio, fueran fáciles de construir y presentaran un estilo moderno y original.

La casa esta situada en Los Ángeles, California, se encuentra en un terreno de tres acres en la cima de un acantilado de 150 metros, que ofrece vista al océano Pacífico. El sitio es una parcela plana que se une a un terreno inclinado, creando un juego de alturas sin que la construcción compita con la naturaleza.

La planta arquitectónica se conforma por dos prismas rectangulares separadas por un patio central, cada prisma tiene su función, una como residencia y la otra como estudio, ambas proporcionan espacios de doble altura. Fueron construidos en base a una estructura de acero a la que luego se le agregó un techo de acero corrugado y una fachada con paneles de concreto, estuco y vidrio, los marco de acero se rellenó con diferentes paneles de colores sólidos y transparentes dispuestos a crear una luz cambiante en el interior durante el día.

La mezcla de estos materiales industriales prefabricados forman una rejilla que con el uso exacto y absolutamente medido del color, forman un inusual  y bellísimo cuadro a lo Mondrian.

Contrastando con la estructura de acero en frío que forma la estructura, el interior de la casa es cálida y reconfortante con piso de madera y la suave luz que penetra en cada habitación. Las escaleras de madera flotan sin esfuerzo conectando los niveles inferior y superior. El uso de materiales naturales en el interior de la residencia acerca la obra a la naturaleza, dando la apariencia de una casa descansando suavemente sobre el terreno.

El contraste entre las formas orgánicas de la naturaleza y la geometría del armazón se ve hermoso. En palabras de Ray “Después de 13 años de vivir en él, el edificio dejó de existir hace mucho tiempo”. 

Las dos estructuras tienen la misma configuración interior, una amplia sala de cinco metros de altura y un entrepiso. Estos espacios multipropósito se convirtieron en un must de nuestro habitar contemporáneo, pero eran vanguardia en 1941.

Su gran área de living, en la forma más literal de la palabra, no tiene quiebres. Los quiebres lo dan los objetos, las plantas, las alfombras, los muebles, en una dinámica donde todo puede moverse de acuerdo a las necesidades o gustos del momento. Dentro de su colección se incluyen varias sillas Eames, textiles artesanales, arte indígena, muchas plantas y muchas alfombras.


Imprimir   Correo electrónico