BAÑOS ECOLÓGICOS SECOS

 Cuando hablamos de los baños secos o inodoros ecológicos, nos estamos refiriendo a aquellos en los que no vamos a necesitar agua, ahorrando este elemento tan necesario y escaso. Estos sanitarios no se encuentran sujetos ni conectados al drenaje de la casa, por lo que no se dirigirán a la red de aguas residuales, pudiendo colocarlos en cualquier lugar, tanto en una casa convencional, como en una habitación de invitados o un cobertizo. Se denominan también baños ecológicos porque los desechos que se han acumulado pueden utilizarse más adelante para el cultivo de frutas y hortalizas, ahorrando tanto en agua como en abono.

"It's a fancy 2 seater country privy" I've got to have one!

 

¿CÓMO FUNCIONA UN BAÑO SECO?

 

El funcionamiento de este tipo de sanitarios es muy sencillo, al igual que su instalación. Lo primero que tenemos que saber es que se trata de dos grandes cámaras que se situarán debajo del lugar en el que colocaremos el inodoro. Estas cámaras se encuentran secas, por lo que seguirás ahorrando agua y no producirás contaminantes. Además de tener esta característica, tenemos que mirar que se encuentren impermeabilizadas, al igual que tendrán que estar herméticas en su totalidad, con el fin de que no se den fugas que puedan llegar a contaminar el entorno de estos inodoros, ni tampoco se filtre al suelo.

 

La cámara que se ubica más abajo del inodoro es la primera que se va a llenar, tardando aproximadamente 6 meses con un uso convencional, cuando esto ha ocurrido, pasará a llenarse la segunda, que tendrá también el mismo periodo de llenado. Durante este proceso, los residuos y desechos que había en la primera cámara se van a ir convirtiendo en compost que va a ser muy útil como abono. Una vez que se han llenado las dos cámaras, se deberá de vaciar por completo, para que vuelva a iniciarse todo el proceso.

 

 

TIPOS DE BAÑOS SECOS.

En el mercado actual puedes encontrar dos tipos de baños secos, que pueden ser instalados en muy poco tiempo por un fontanero, dándote todos los consejos que necesitas para su utilización.

 

BAÑO SECO

El primero de los modelos es el conocido como baño seco por deshidratación. Y consiste, como su propio nombre nos indica en deshidratar todos los desechos que vayan cayendo a las cámaras. Esto lo consigue por diferentes métodos, pero ninguno incluye productos químicos, algo muy importante para su posterior uso como compost. La cámara va a estar parcialmente llena con material secante, que absorberá toda la humedad y liquido de los desechos, siendo ayudada también por la ventilación que existe en estas cámaras como el propio calor. Se aconseja en estos casos que la orina vaya destinada a otro deposito diferente, para evitar añadirle más humedad a la mezcla. Para que el secado sea efectivo, lo que tenemos que buscar es que el proceso se realice lo más rápido posible, consiguiendo de esta manera que ciertos patógenos y olores se produzcan. Aunque la orina se puede convertir en un fertilizante orgánico perfecto para las plantas y cultivos que tengas en el jardín, mezclada con las heces conseguirá que la deshidratación de las heces sea mucho más lenta y, por lo tanto, no se procesará como es debido, pudiendo llegar a oler. Una vez que veamos que la cámara se ha llenado, algo que como te hemos contado, ocurrirá después de un año, en inodoros con doble cámara, los residuos podrán ser manipulados con tranquilidad, siendo un perfecto abono.

  

BAÑOS COMPOSTEROS

Este tipo de inodoro es más común encontrarlo en las casas de campo que tienen un cultivo de grandes dimensiones y que se busca producir frutas y verduras ecológicas, ahorrando tanto en agua como en abono. La estructura de estos baños composteros ecológicos es exactamente igual que los que te hemos descrito anteriormente, aunque en vez de encontrarnos con materiales secantes, tendremos una serie de materiales orgánicos provenientes del campo que ayudarán a crear un compost mucho más rico. Entre estos materiales podemos incluir trozos de verduras, frutas, turba, serrín o paja. Todo esto se mezclará con las heces humanas, haciendo que los microorganismos vayan tratando todo este material de desecho para conseguir que se forme el compost. Para que esto ocurra se deberá de tener presente la temperatura del ambiente, al igual que la ventilación como la humedad.

Para conseguir esto se debe dejar trabajar a estas bacterias que descompondrán toda la materia, algo que ocurrirá después de aproximadamente 10 meses.

 

Tanto para el primero de los casos, como para el segundo, la contratación de un fontanero cualificado es esencial, ya que un fallo puede hacer que nuestro inodoro produzca inundaciones, fugas o contaminantes, siendo un problema mayor cuando se encuentra dentro de una vivienda urbana.

Qué es un baño seco y cómo funciona | Notas | La Bioguía


Imprimir   Correo electrónico