Sharma Springs, interiores.

Bambú en la construcción.

BAMBÚ.

El bambú es considerado como una hierba, no árbol, existen cinco géneros de bambú con aproximadamente 280 especies diferentes. Se encuentra principalmente en partes tropicales o subtropicales de Asia, África y América.

Es un recurso natural y ecológico con un sinfín de aplicaciones, como por ejemplo, en forma de suministro de materiales de construcción, música, calefacción, ropa, mobiliario y alimentación. 

El crecimiento del bambú es aproximado de 25 cm por día. La gran velocidad de crecimiento, se traduce en una gran productividad de biomasa que, en condiciones ideales, puede llegar a superar las 50 toneladas por año. Debido a que se recolecta a los 5 años y se regenera sin tenerlo que replantar el bambú contribuye a una gestión forestal sostenible.

 

Material de construcción.

Es más resistente que la madera de roble, además es una de las maderas más flexibles y livianas.

Cuenta con resistencia a fuerzas mecánicas, otorgando más seguridad que el acero o hierro, no es sensible a la humedad y tampoco no se oxida. Como podemos ver, la arquitectura con bambú es capaz de combinar interiorismo y estructura en un mismo espacio.

  

IBUKU. 

Ibuku es un equipo de arquitectos, diseñadores y artesanos liderados por Elora Hardy, el objetivo principal es el uso del bambú como material de construcción, aunando las tradiciones artesanas locales y la ingeniería moderna. Su construcción, sorprenden con sus diseños y curvas a cada paso. No hay dos cañas de bambú iguales, por lo que cada casa, puente o zona es algo único, elegante y distinguido.

Es importante la protección de bambú ya que puede envejecer o pude ser afectado por los factores naturales. El tratamiento con bórax transforma al bambú en un material de construcción posible. Al tratarlo junto a un diseño adecuado, hace que las construcciones de bambú puedan durar toda una vida.

 

Sharma Spring

Sharma Springs, ubicada en Abiansemal, Indonesia, fue diseñado como un refugio en medio de la selva. Es un edificio construido casi en su totalidad de Bambú, e incluye 6 niveles, 750 m2 y 4 dormitorios con vistas al valle del río Ayung.

Herreros construyeron las cabinas de ducha, mientras que un grupo de talladores de piedra trabajaron con las piedras en el interior. El equipo diseñó a medida cada elemento y mueble de la casa. Los jardines por su parte, fueron diseñados siguiendo los principios de diseño de la Permacultura.

 

 


Imprimir   Correo electrónico