ANÁLISIS DE MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN: CENOCELL

CENOCELL. 

La mayoría de las plantas industriales generan energía a partir de carbón, las fábricas de acero y otras instalaciones energéticas e industriales producen millones de toneladas de desperdicios, la mayor parte de ellos en forma de ceniza como resultado de diferentes procesos de combustión. 

El ingeniero Mulalo Doyoyo, de la Escuela de Ingeniería Civil y Ambiental, del Instituto Tecnológico de Georgia, desarrollo un sistema de construcción que provecha las cenizas estas cenizas para la creación de un nuevo material equivalente al concreto, al que llamó Cenocell. Este material ofrece una serie de característica muy interesantes, como por ejemplo: resistencia y ligereza

Además, este “concreto” tiene la peculiaridad de que se hace sin cemento, a diferencia del concreto convencional, lo que lo hace más ecológico.

Este material tiene una gran cantidad de posibilidades y ventajas, tales como una buena resistencia al fuego y su capacidad para aislar. Asimismo, este material podría reemplazar al concreto, la madera y a otros materiales en muchas aplicaciones no sólo en la construcción, sino también en el transporte o en el campo aeroespacial.

El objetivo de este material es convertir la ceniza en una materia prima útil, en lugar de lugar de un producto de desecho. 

La ceniza que vuela está compuesta de pequeñas partículas extraídas de los gases de combustión de los sistemas de control de la polución. La mayor parte de esas partículas debe quedar dispuesta como un producto de desecho, aunque ciertos tipos de cenizas pueden ser usadas para reemplazar una porción del cemento usado en el concreto convencional. 

El Cenocell, no requiere de largos periodos para adquirir su máxima resistencia.

Este concreto está considerado ya como un material respetuoso con el medio ambiente, sobre todo porque para su elaboración no hace falta generar dióxido de carbono ni gases de efecto invernadero.

El material puede ser fabricado para soportar presiones superiores 3.200 kilos por pulgada. Estas propiedades son controladas eligiendo el tamaño adecuado de las partículas de ceniza, la composición química y el tiempo de endurecimiento, que puede ir de tres a veinticuatro horas. Es un buen material para infraestructuras, ya que tiene la posibilidad de funcionar como barrera para el fuego o para el ruido. Además, puede formar parte de pavimentos impermeables. 

A diferencia del concreto, que es el resultado de una mezcla de materiales unidos gracias elementos químicos, el Cenocell es un material homogéneo. Su tamaño y resistencia depende tanto del tiempo de endurecimiento como del tamaño de las partículas de ceniza usadas para su elaboración. Con estos datos, su creador asegura que podría ser fabricado a razón de 50 dólares por kilómetro cúbico.

"Qué hacer con la ceniza resultante de la combustión es un problema mundial", explica Doyoyo. "Al usarla para aplicaciones cotidianas, nuestro proceso puede convertir a la ceniza en un producto útil en lugar de un desperdicio. Además, podría dar lugar a una nueva industria y ser una nueva fuente de empleo en lugares del mundo donde se necesitan con urgencia".

https://www.youtube.com/watch?v=esHnRVML6BE


Imprimir   Correo electrónico